Abran paso que llegaron los autos voladores

1632907295_379291_1632907515_noticia_normal_recorte1

Desde hace unos 4 años, estamos viendo cada vez más ‘coches voladores’. Cada vez más compañías, empresas, proyectos que están con este concepto en marcha. En algunos casos es ese concepto literal, como el AirCar de Klein Vision, un coche con alas desplegables que puede volar como una avioneta y ser conducido por autopista. En otros, es básicamente un dron enorme con asientos. Y en el caso de hoy, un vehículo que parece salido de un film 80s Sci Fi.

CityHawk

Creado y diseñado por la empresa israelí ‘Urban Aeronautics’, el CityHawk es “el primer coche volador eléctrico impulsado por hidrógeno”, y su detalle visual más llamativo es que no tiene alas. No las necesita, ya que su capacidad de maniobra le permite operar de forma vertical y tiene capacidad para cinco pasajeros. Cityhawk  está diseñado principalmente para ser utilizado como taxi volador o vehículo de emergencias médicas, y también es capaz de realizar varios vuelos durante el día.

Sus creadores señalan que este coche volador incorpora una tecnología innovadora llamada «Vancraft», que se basa en rotores especiales con conductos dobles cerrados, y funciona para aumentar la estabilidad general incluso en caso de turbulencias, además de reducir el ruido dentro y fuera de la cabina. Además, los sistemas de tráfico aéreo autónomos similares al piloto automático de los aviones pueden detectar y evitar edificios dentro de las ciudades.

El primero en ser impulsado por hidrógeno

Lo mejor es que el «Cityhawk» está diseñado para operar con seguridad de noche y en cualquier tipo de clima, lo que amplía enormemente sus capacidades de uso. Y una de las ventajas de este coche volador es la capacidad de aterrizar en zonas urbanas como tejados, lo que ahorra tiempo y aumenta su eficacia, algo muy importante para su uso como dispositivo médico de emergencia.

El interior del Cityhawk está diseñado para “ser tan acogedor como un coche de lujo, con asientos cómodos, conectividad WiFi y varias pantallas táctiles”. Pero sin duda, uno de sus elementos más importantes está en su tecnología energética: Urban Aeronautics se asoció con la empresa estadounidense Hypoint con el objetivo de integrar la tecnología de pila de combustible en el coche para que este funcione con hidrógeno y electricidad.

Aerotaxis

Con 7,7 metros de longitud, 4,42m de largo, 5 asientos, un depósito de hidrógeno de 1.000 litros y un peso de 1,1 toneladas, el CityHawk posee una autonomía de 150 kilómetros, posible gracias a las dos enormes hélices / rotores que monta en su parte delantera y trasera. Además, el vehículo cuenta con sensores de 360 grados repartidos por todo el fuselaje / carrocería que le permiten detectar desde otros coches voladores a obstáculos como edificios, tendidos eléctricos, etc.Y también volar de noche y / o en condiciones climáticas complicadas.

¿Cuándo surcará el aire de forma oficial? Esa es la pregunta del millón de dólares con todos estos aparatos, vehículos y diseños. De momento aún queda, pero el CityHawk al menos es los que ya vuelan, como demuestran los primeros tests que sus creadores han hecho públicos.

 

Fuente: Betech

COMPARTIR

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Ir arriba