Koichi Sugiyama, compositor de Dragon Quest, ha fallecido

koichi-sugiyama

Koichi Sugiyama, compositor y director de orquesta, ha fallecido este pasado 30 de septiembre a la edad de 90 años. Famitsu, el medio de información de videojuegos de mayor prestigio en Japón, ha hecho oficial la noticia a primera hora de la mañana de este jueves; por su parte, el portal oficial de Dragon Quest ha corroborado asimismo el suceso.

El funeral y la ceremonia de despedida se han realizado de forma discreta, con sus familiares y amigos; aunque se contempla una despedida pública en una fecha posterior por determinar. La causa de la muerte ha sido un shock séptico.

Koichi Sugiyama ha permanecido en activo más de sesenta años y es considerado una leyenda para el mundo de la música en Japón. Original de Tokio, la capital del país, es especialmente conocido y recordado por sus composiciones en la saga Dragon Quest, una de las licencias de videojuegos más importantes de la historia del JRPG. También la saga Mystery Dungeon: Shiren the Wanderer. Sus últimos trabajos fueron Dragon Quest XI (2017), Dragon Quest Builders 2 (2018) y Dragon Quest Tact (2020). Según informa el portal oficial de la saga, ya ha dejado compuestos los temas para Dragon Quest XII: The Flames of Fate. El Gobierno nipón le nombró Persona de Mérito Cultural el pasado 2020.

Koichi Sugiyama, el nombre y apellido de la música de Dragon Quest

La relación de Sugiyama con los videojuegos data la época de los años ochenta. Su primer contacto se produjo de la mano de Enix, entonces lejos de Square. Los miembros de la compañía quedaron impresionados con el talento del por aquel entonces joven a la vez que experimentado compositor, que participó en proyectos para PC-8801. Su primera gran incursión multitudinaria sería Dragon Quest en 1986, una impronta cuyo sello es ahora inconfundible, idiosincrásico, absorbente y, al mismo tiempo, único.

Tal ha sido la repercusión de la música de Dragon Quest que ha formado parte de la Orquesta Sinfónica Metropolitana de Tokio, de la que se recuerdan una serie de conciertos celebrados en verano de 2005, momento en que Dragon Quest VIII comenzaba a grabar su nombre en la historia del género, de la saga y de la compañía.

Descanse en paz.

COMPARTIR

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Ir arriba