Descubren un secreto en Metal Gear Solid, 23 años después

En 1998 -1999 en Europa- llegaría a la primera PlayStation uno de los grandes juegos de siempre como es Metal Gear Solid. Hideo Kojima sorprendía a propios y extraños con un título de espionaje donde el sigilo y la táctica era más importante que la puntería, y de un marcado carácter cinematográfico que el creativo nipón tomaría como seña de identidad para el resto de su carrera. Pero no solo eso: se trató también de un juego repleto de sorpresas, tantas, que incluso una de ellas se ha descubierto hace apenas unos días, y se esconde en una escena cercana al final del juego.

Obviamente, y a pesar de haber pasado ya más de dos décadas desde el lanzamiento de Metal Gear Solid, tenemos que avisar de spoilers, ya que hablamos de un momento crucial en la aventura. Esta escena es la persecución en el túnel a bordo del coche armado con una ametralladora acoplada a la que está al mando Snake. Por lo visto en este vídeo del usuario Bad Humans, especialmente activo en lo que a asuntos de Konami se refiere, al cambiar el mando al puerto 2 de la consola, sería posible controlar a los soldados enemigos durante esta escena.

 

 

Se trata de una mecánica similar al combate frente a Psycho Mantis, un momento especialmente impactante al ser uno de aquellos más populares de la historia en que se ha roto la cuarta pared, es decir, el juego se ha comunicado de alguna manera con el jugador directamente, no con el personaje que este controla. En dicho enfrentamiento, había que cambiar también el mando de puerto para evitar que el villano leyera la mente de Snake, que trasladado al juego, se convertía en la imposibilidad absoluta de acertarle un solo disparo.

Este es solo un detalle más de las decenas con las que cuenta un juego que marcó un hito en su momento, y al que seguirían hasta cuatro entregas principales más, además de numerosos spin off. El último de ellos es Metal Gear Survive, un experimento de Konami ya sin Kojima en la compañía que pasó con más pena que gloria, dejando actualmente a la franquicia en un hiato que no parece que tenga un final próximo.

Fuente: Meristation