Crash y Spyro en la cresta de la ola tras venta de Activision Blizzard

Microsoft anunció este martes su intención de comprar Activision Blizzard tras haber llegado a un acuerdo con la firma norteamericana que se cifra en 68.700 millones de dólares. Este movimiento, histórico y multitudinario, implica muchas cosas. Desde el traspaso de unos 10.000 empleados hasta una decena de estudios y subsidiarias y, por consecuencia, sus licencias. Videojuegos. Entre ellos, Crash Bandicoot y Spyro the Dragon, que se convirtieron en tendencia en redes durante toda la tarde. Ahora bien, ¿cuál puede ser su futuro real? Veamos cómo están las cosas con ambas licencias.

El futuro no lo podemos adivinar, así que la respuesta a “¿qué pasará con Crash y Spyro?” no tiene respuesta en estos momentos. Lo que sí podemos hacer es evaluar los últimos años de ambas propiedades intelectuales y cómo ha gestionado Activision Blizzard su presencia en el mercado.

Comencemos por Crash Bandicoot, que al contrario de lo que pueda pensar una porción de los aficionados, no tiene ningún tipo de arraigo o exclusividad con PlayStation; de hecho, solo sus tres primeras entregas —hay infinidad de títulos en multitud de plataformas— fueron exclusivas de PlayStation.

Crash Bandicoot N. Sane Trilogy

Hemos de remontarnos a 2017, concretamente al mes de junio. Vicarious Visions es el estudio elegido para hacer realidad lo que se llevaba pidiendo durante más de una década: el regreso de la trilogía original: Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, recopilando de forma remasterizada los tres episodios de Naughty Dog. Un éxito absoluto a nivel comercial con más de 10 millones de unidades vendidas tras sumar las copias de PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch.

Solo un año después, en 2018, sería el turno del dragón morado. Spyro Reignited Trilogy (PS4, Xbox One, PC, Nintendo Switch), esta vez de la mano de Toys for Bob en plataformas domésticas, otra de las subsidiarias de Activision. Muy buenas calificaciones y ventas de varios millones de copias, si bien nunca trascendieron datos concretos más allá de su debut.

Spyro Reignited Trilogy

2019 fue otro gran año para Crash Bandicoot con el título que cerraría el círculo dentro de la serie clásica de PSX, Crash Team Racing Nitro-Fueled, un remake de Crash Team Racing con novedades y contenidos de Crash Nitro Kart con Beenox a la cabeza. Éxito en crítica y, de nuevo, gran recibimiento en PS4, Xbox One y Nintendo Switch sumado a un soporte de contenidos gratuitos durante casi dos años.

A esto hemos de sumar Crash: On the Run! para dispositivos móviles de la mano de King, la compañía especializada en videojuegos para smartphones de la corporación americana. En definitiva, un aprovechamiento absoluto de la licencia que dio grandes resultados a nivel comercial.

Crash Team Racing Nitro-Fueled

Sin embargo, Crash Bandicoot 4: It’s About Time no tuvo el mismo recibimiento en el plano económico tras su estreno en 2020. De acuerdo con datos de Statista, a pesar de ser considerado uno de los mejores juegos de plataformas de la década —el trabajo de Toys for Bob fue sensacional en todos los sentidos—, las ventas digitales del primer mes del título tras su estreno en PS4 y Xbox One (en marzo de 2021 saldría en Nintendo Switch, PS5 y Xbox Series) fueron las más bajas de la saga moderna hasta el momento, sumado a las bajas posiciones en los rankings de Reino Unido o Estados Unidos en su debut. ¿El motivo? Puede haber varios condicionantes.

 

Crash Bandicoot 4: It’s About Time

Los estudios subsidiarios de Activision han pasado un mal año 2021. Por un lado, despidos de empleados en Raven Software (soporte de Call of Duty), una posible reducción de plantilla de Toys for Bob, el desmantelamiento de Vicarious Visions… Además, Toys for Bob comunicó oficialmente el pasado abril que iban a comenzar a trabajar de lleno en Call of Duty: Warzone.

A pesar de todo, el pasado octubre conocimos una filtración que señala directamente a la Liga Wumpa, lo que rápidamente se relacionó con un nuevo Crash Bandicoot de cara al 25 aniversario de la serie. Ya en septiembre hubo insinuaciones al respecto. Aparentemente, ese nuevo Crash Bandicoot estaba planeado para 2021, pero las dificultades de la pandemia habrían postergado su desarrollo y, por consecuencia, su estreno mundial. Próximamente saldremos de dudas.

Xbox Game Pass, ¿destino inmediato?

Lo que sí parece perfectamente plausible es la llegada de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, Spyro Reignited Trilogy y Crash Team Racing Nitro-Fueled a Xbox Game Pass a corto plazo. El compromiso de Microsoft, de acuerdo con su comunicación oficial el pasado 18 de enero, es que lleguen “tantos juegos de Activision Blizzard como podamos dentro de Xbox Game Pass y PC Game Pass, así como títulos nuevos del increíble catálogo de Activision Blizzard”. Ahora pueden hacerlo, como ya sucedió con las oleadas de títulos de Bethesda Softworks (DOOM, Wolfenstein, Dishonored…) el pasado año.

Referencias | Statista; Xbox