Sony niega que haya incrementado la producción de PS4 por escasez de PS5

La crisis de los semiconductores ha provocado la reducción del stock disponible de consolas de nueva generación. En ese sentido, Bloomberg recogía recientemente que Sony Interactive Entertainment había incrementado la producción de PlayStation 4 debido a la falta de PlayStation 5 en el mercado. Sin embargo, un representado de la firma japonesa ha negado esta información y ha explicado en declaraciones a la japonesa Nlab que el aumento de la producción estaba planeado y que no tiene que ver con la situación que vive su nueva consola.

Siempre de acuerdo con la versión oficial, Sony no había previsto reducir la producción de PS4 en 2021, puesto que su intención es que ambos dispositivos convivan durante un tiempo determinado. De hecho, próximos lanzamientos como Horizon Forbidden West, Gran Turismo 7 o God of War Ragnarök se comercializarán en las dos consolas. Más allá de 2022 se desconoce si habrá más proyectos first-party intergeneracionales.

Con más de 116 millones de PS4 vendidas en todo el mundo (a falta de que se actualicen los datos próximamemente), no parece que la luz de esta consola se haya apagado todavía. No es menos verdad que la falta de stock de PlayStation 5 ha impedido a muchos jugadores sumergirse en la nueva generación, unas circunstancias complicadas que también ha tenido que sufrir Microsoft con Xbox Series X (en menor medida Xbox Series S).

Los problemas con los semiconductores no se van a solucionar en el corto plazo. Todo parece indicar que la crisis continuará hasta 2023, aunque en un principio las perspectivas contemplaban la segunda mitad de este año como la fecha prevista para decir adiós a la crisis.

PlayStation, además, trabaja en el desarrollo de una pieza de hardware, PS VR2. La nueva versión del dispositivo de realidad virtual de PS5 todavía no tiene fecha de lanzamiento confirmada.

Fuente | Nlab (vía Gaming Bolt)