¡Vuelve Max Payne!

Remedy Entertainment ha anunciado un acuerdo con Rockstar Games para recuperar Max Payne 1 (2001) y Max Payne 2: The Fall of Max Payne (2003) en forma de remake bajo un único título. Ambas compañías vuelven a unir fuerzas para producir y editar un producto que los fans llevaban años esperando; esta vez bajo el motor gráfico Northlight, el mismo que utilizará el estudio finés para Alan Wake 2 junto a Epic Games.

Remedy Entertainment y Rockstar Games aseguran que el proyecto se encuentra en las fases iniciales de su desarrollo, por ello no ha trascendido una fecha siquiera aproximada de estreno del videojuego. Los primeros se encargan del desarrollo, mientras que Rockstar Games participa directamente en la producción, con un presupuesto en la línea de otras apuestas AAA de Remedy. El bullet time regresará con altos valores de producción.

“Nos emocionamos cuando nuestros amigos de toda la vida de Remedy se pusieron en contacto con nosotros para rehacer los juegos originales de Max Payne”, ha indicado Sam Houser, fundador de Rockstar Games, con motivo del anuncio. “Somos grandes fans del trabajo que el equipo de Remedy ha creado a lo largo de los años, y estamos deseando jugar a estas nuevas versiones”.

Fuente: Meristation