Príncipe saudí compra SNK

Una subsidiaria de la fundación del príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, ahora posee casi por completo SNK Corporation, la compañía japonesa de videojuegos.

Según The Verge, una presentación del 15 de febrero en el sitio web de SNK muestra que Electronic Gaming Development Company, propiedad de la Fundación Mohammed bin Salman, ahora posee el 96,18% de las acciones de la empresa.

SNK es reconocida por crear el sistema arcade Neo-Geo y varias franquicias de juegos que incluyen The King of Fighters, Metal Slug, Samurai Shodown y Fatal Fury. SNK también ayudó a publicar muchos juegos, incluidos Rage of the Dragons, World Heroes, Ninja Master’s y Sengoku, junto con Double Dragon para el hardware Neo Geo.

“La inversión de la Fundación Mohammed bin Salman en la empresa japonesa SNK refuerza su compromiso continuo con sus objetivos de empoderar a hombres y mujeres saudíes mediante la creación de asociaciones económicas, dentro de la estrategia actualizada de la Fundación para maximizar el impacto positivo en el empoderamiento de los jóvenes”, aseguró la fundación en un comunicado de prensa después de la adquisición.

“La decisión de inversión también mejorará las sólidas capacidades de SNK, que tiene muchas propiedades intelectuales innovadoras en el sector del videojuego con un potencial real de desarrollo en el futuro en línea con el crecimiento anticipado de la industria del juego electrónico”.

A principios de este año, Bloomberg informó que el Fondo de Inversión Pública de la nación de Arabia Saudita, se ha utilizado para invertir tanto en Capcom como en Nexon. Estas inversiones ascendieron a más de mil millones de dólares. En diciembre de 2020, el fondo adquirió más de tres mil millones de dólares en acciones de Activision Blizzard, Electronic Arts y Take-Two.

Está previsto que el fondo de inversión de la fundación reciba una ganancia de parte de esa inversión si la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft se completa con éxito.

Según el comunicado, el Fondo de Inversión Pública es fundamental para el objetivo del príncipe de hacer que la economía saudí dependa menos de los ingresos del petróleo.

Fuente: tarreo.com