Dragon Ball sigue siendo el anime número 1

Son muchas las dudas que tenemos con respecto al anime canónico de Dragon Ball. ¿Cuándo volverá la serie a emitirse con nuevos episodios? ¿Animarán los nuevos arcos de Granola o Moro? ¿Empezarán con estas aclamadas aventuras o apostarán por adaptar primero el largometraje de Dragon Ball Super Broly?

Lo que está claro es que Dragon Ball tiene una salud envidiable y sigue siendo la serie número 1 de Toei Animation, y eso que carece de anime semanal desde hace más de 4 años. Fue en marzo de 2018 cuando dijimos adiós a los episodios dominicales de Dragon Ball Super, con un Torneo del Poder que puso el mundo patas arriba, llenándose plazas para ver los combates finales.

En condiciones normales, cuando una serie deja de emitirse en antena, no es nada raro ver como la fama y los beneficios de esa marca en concreto decrecen, pero resulta que Dragon Ball no es normal. Tras estos cuatro años, la obra de Akira Toriyama sigue siendo número 1 en Toei Animation, una auténtica locura.

Siempre que salen a la luz los gráficos de los años fiscales, contemplamos el poderío de Dragon Ball, tanto a nivel doméstico como internacional. El músculo de Goku es muy difícil de batir, aunque el cuerpo de goma de Luffy no le va a la zaga, consiguiendo también grandes números con One Piece.

Lo más sorprendente de todo es que los números cosechados por Dragon Ball son mejores que los del año pasado. La franquicia de Akira Toriyama, en lugar de empeorar con la ausencia del anime canónico, no hace más que mejorar, y ha conseguido facturar casi 17.300 millones de yenes por los 17.000 millones del año pasado.