Final Fantasy VII Rebirth solo saldrá en PS5

La segunda parte de Final Fantasy VII Remake se titula Final Fantasy VII Rebirth y saldrá en exclusiva para PlayStation 5. Pese a que la entrega original se lanzó inicialmente en PlayStation 4, en entrevista con el medio japonés Gamer el productor Yoshinori Kitase ha justificado la razón de que sea una exclusiva de la nueva generación.

“Es exclusivo de PlayStation 5 debido a la calidad gráfica, por supuesto, pero también a la velocidad del SSD”, ha puntualizado. “Como la aventura se desarrolla en un mundo vasto tras huir de Midgar, los tiempos de carga suponen un cuello de botella. Llegamos a la conclusión de que necesitábamos las especificaciones de PlayStation 5 para evitarlo y para poder viajar por el mundo con comodidad”.

El proyecto remake es una reimaginación, una interpretación nueva de la historia que los jugadores conocieron a partir de 1997. Ante los cambios, algunos usuarios se han mostrado preocupados por si Square Enix eliminaba algún escenario importante de Final Fantasy VII Rebirth y su secuela, que cerrará esta nueva trilogía. Tetsuya Nomura, director creativo del proyecto, ha intentado calmar a lo usuarios y lo ha negado rotundamente.

“No habrá ninguna localización del original eliminada en el remake”, ha comentado. “Sin embargo, debido a que el remake se estructura en múltiples juegos, se dará un ligero cambio en el orden de los lugares que visitas, pero ningún escenario se cortará.

Final Fantasy VII Rebirth está planificado solo en PS5 (al menos de lanzamiento) y saldrá en invierno de 2023/2024. Para este invierno, la empresa japonesa pondrá a disposición de los jugadores un nuevo y esperado remake, Crisis Core: Final Fantasy VII Reunion. En este caso, no se trata de una reimaginación, sino tan solo de una versión remozada con la misma historia de antaño.